Una de las bases del proyecto que el Manchester City iniciaba hace una década y que lo ha consolidado como uno de los mejores clubes de Inglaterra actualmente está evidentemente en la apuesta por las nuevas joyas para su cantera. Algo que todos los grandes equipos hacen igualmente desde hace muchos años.

La formación de nuevas estrellas ocupa mucho tiempo y recursos para estas escuadras, y poco a poco se ven los resultados. Aunque también provoca esto todo un baile de jugadores entre grandes equipos, una vez que las normas de la FIFA permiten por edad esos movimientos.

Y no es de extrañar que muchos clubes traten por tanto de arrebatarse a nuevas perlas, como sucede ahora con los campeones de la Premier League. Y es que este club sigue los pasos de Tanguy Kouassi, defensa de 17 años del PSG, como bien afirma el diario L’Equipe.

Es el nuevo objetivo de los citizens en Francia, y quieren arrebatar a este club a un central que para muchos está llamado a ser el heredero de Thiago Silva.