José Mourinho ya tiene una de las dos piezas que con tanta insistencia venía solicitando. Con el sonado desembarco de Romelu Lukaku, el técnico luso ha visto colmado su deseo de contar con un relevo de garantías para Zlatan Ibrahimovic y ha logrado, además, dejar con un palmo de narices a un rival directo, el Chelsea. Los londinenses creían tener encarrilado el fichaje del potente punta, pero una maniobra de última hora del Manchester United ha acabado propiciando su desembarco en Old Trafford.

Ahora, y por expresa petición de su técnico, la directiva de los diablos rojos centra sus esfuerzos en la contratación de un nuevo mediocentro, posición para la que el de Setúbal ya ha ido proponiendo durante las últimas semanas los nombres de jugadores tan atractivos como Nemanja Matic (Chelsea), Tiemoué Bakayoko (AS Mónaco) y Eric Dier (Tottenham).

Teniendo en cuenta que los blues no quieren que uno de sus pupilos refuerce a un teórico contrincante en la lucha por el titulo de Premier League y que el galo se encuentra muy cerca de recalar en Stamford Bridge, es el tercero de la lista, el inglés Dier quien ahora misma centra la atención del United.

Es más, según relata el Daily Mirror, Mou ya habría instado a su club a presentar una oferta de nada menos que 60 millones de libras (alrededor de 68 M€), cantidad con la que cree poder doblegar la resistencia que seguramente van a oponer los spurs, quienes consideran al ex del Sporting de Portugal una pieza básica en sus planes de futuro.