El Manchester United cerró el jueves su participación en la fase de grupos de la Europa League con una contundente victoria ante el AZ Alkmaar (4-0). Gracias a esta goleada, los diablos rojos accederán a la ronda de dieciseisavos de final como cabezas de serie y podrán disputar el partido de vuelta en Old Trafford.

Además de para garantizar el primer puesto del Grupo L, el partido sirvió para constatar que el joven Mason Greenwood (18 años) ha aterrizado en el primer equipo con la firme idea de quedarse. Aunque en la Premier League su rol es aún el de habitual suplente (solo ha partido como titular en uno de los 12 partidos que ha disputado), el atacante ha aprovechado la competición europea para constatar que es un goleador de primer nivel. Ante el cuadro holandés, el delantero sumó un doblete y elevó hasta cuatro el número de goles conseguidos en el torneo continental.

«Probablemente, ya lo he dicho otras veces, así que tampoco es nada nuevo. Mañana irá a entrenar y marcará varios goles más. El siempre lo ha hecho. Es natural para él. Es un buen jugador, pero tan pronto como se acerca al área, se vuelve aún más peligroso. Pie derecho, pie izquierdo, es una pesadilla para las defensas. Todavía tiene que progresar en su juego de cabeza, pero se convertirá en un verdadero goleador», reconoció el propio técnico del United, Ole Gunnar Solskjaer, al término del choque.

La capacidad para acertar con la portería rival es algo tan natural en Greenwood que el preparador nórdico se atrevió incluso a situarle cerca del que ha sido el último gran goleador de la entidad, el inglés Wayne Rooney. «Vi a varios jóvenes buenos. Jugué con Wayne Rooney, pero en términos de finalización, Mason es uno de los mejores que he visto. Por eso nunca hubo ninguna idea de cederlo. La decisión se tomó muy temprano en la preparación del verano», añadió.

A los pies del de Bradford no solo ha caído su entrenador o su necesitada afición, también lo han hecho sus propios compañeros. «Cada vez que juega, anota. En el entrenamiento, puede que no toque mucho la pelota, pero es un finalizador, un asesino del área. Es un buen tipo, estoy muy feliz por él», indicó el español Juan Mata, tras el citado duelo. Aunque todavía es pronto para saber hasta dónde puede llegar, lo cierto es que la explosión de Greenwood ya ha disparado la ilusión de un club que no anda muy sobrado de alegrías.