Esta misma mañana, el Daily Mirror ha publicado en su portada la foto de un encuentro casual entre Paul Pogba y Zinedine Zidane. Ambos han coincidido en Dubai, ciudad a la que el técnico galo ha acudido para dar una conferencia y en la que el centrocampista se recupera de una lesión que le mantiene apartado de los terrenos de juego desde el pasado 2 de octubre.

Como cabía esperar, la instantánea ha servido para volver a especular con el supuesto deseo del jugador de abandonar la disciplina del Manchester United y, en consecuencia, para reactivar los rumores que desde hace ya varios meses le vinculan con el Real Madrid.

En estas últimas horas, la prensa inglesa ha tenido la oportunidad de preguntar a Ole Gunnar Solskjaer, técnico de los diablos rojos, por todo este asunto, y al igual que en ocasiones precedentes, el noruego ha apostado por defender a su pupilo e insistir en que no encuentra motivos para temer su salida.

«No he escuchado a Paul Pogba decir que no quiere estar aquí. Paul es parte de nuestro plan para el futuro. Él ha estado jugando con mucho dolor. Ha sido criticado por su rendimiento, pero cuando regresó contra Rochdale y el Arsenal no pudo jugar fácilmente. Quería jugar, quería volver y fue demasiado doloroso. Le hicieron un examen, regresó y estuvo unos días fuera, trabajando pero lejos de aquí. Y luego aparece una foto y al estar en el Manchester United se obtienen fotos y especulaciones, pero no tengo ningún problema con eso», explicó.