Esta tarde el Chelsea juega la final de la FA Cup y luego se centrará en preparar el compromiso de la Champions League ante el Bayern de Múnich en el Allianz Arena. Pero los blues ya han demostrado que también tienen tiempo para reforzarse y por eso ficharon a Marko Marin hace una semana.

El conjunto londinense ha seguido acumulando objetivos en las últimas horas y uno de ellos es Marouane Fellaini (ver artículo). Este centrocampista de 24 años es una pieza clave del Everton, club con el que ha jugado 41 encuentros en la presente temporada (5 goles).

El belga se colaba en la órbita del combinado de Stamford Bridge junto a su compañero Ross Barkley, aunque ahora el Daily Mail asegura que el primero de estos jugadores cuenta con otros dos pretendientes de nivel que son nada menos que el Manchester United y el Paris Saint Germain.

Ambos equipos están interesados en contratar a un mediocentro este verano pero el entrenador de los toffees, David Moyes, ya ha avisado de que no piensa soltar a sus estrellas: «Queremos retener a nuestros mejores jugadores, porque el año pasado ya tuvimos que vender a Arteta y no queríamos».