Tras una temporada en la que se convirtió en pieza clave para Diego Simeone, algo nunca sencillo, Rodri Hernández acaba de abandonar la disciplina del Atlético de Madrid. Y es que el mediocentro de 22 años no ha podido resistir la tentación de marcharse rumbo al Manchester City de Pep Guardiola.

Autor de 3 goles en 39 encuentros de la temporada pasada, el pivote español ha sido pretendido por el técnico de los sky blues desde hace meses. Y ahora logra sus servicios abonando los ya conocidos 70 M€ de su cláusula de rescisión, que marcan su libertad y el inicio de una nueva etapa en su carrera deportiva.

Se queda Diego Simeone sin su ancla, pieza clave en el centro del campo y que ahora pasará a serlo de los campeones de Inglaterra. Una gran apuesta para completar la gran plantilla que ya tienen los sky blues, y que ahora mejorará notablemente con esta adquisición de cara al nuevo curso.