La marcha de Pep Guardiola, su gran valedor, podría resultar determinante para Isaac Cuenca. Aunque Tito Vilanova valora las cualidades del canterano, lo cierto es que su continuidad queda completamente supeditada a la llegada de un nuevo delantero. Si fructifican las negociaciones con alguno de los candidatos que maneja la secretaría técnica, el de Reus quedará relegado a un segundo plano y el club se planteará su salida.

Otro factor que podría acelerar la marcha de este futbolista es la insistencia del Arsenal. Desde que apareció en la primera plantilla del FC Barcelona, los ojeadores de la entidad londinense han seguido con especial atención sus evoluciones, ya que Arsene Wenger considera que el jugador podría encajar perfectamente en sus esquemas de juego.

Según relata Sport, la tasación del atacante se situaría en torno a los 10 M€, cantidad que puede parecer elevada para un futbolista que apenas acumula 16 partidos de Liga, pero que, eso sí, sería completamente asumible para los gunners.

Y puestos a especular, el rotativo llega a insinuar que Cuenca podría convertirse en una pieza clave para abaratar el fichaje de Robin van Persie, aunque esta teoría, teniendo en cuenta la postura del internacional holandés y la competencia existente, se antoja bastante utópica.