Pese que su situación económica no es la ideal para un conjunto de su historia, el AC Milan se ha marcado como objetivo el aprovechar el próximo mercado invernal a fin de cerrar una serie de incorporaciones que le permitan reforzar su plantilla. Entre los principales anhelos se encuentra el cerrar la incorporación de un nuevo delantero, dada la nula incidencia de Fernando Torres en el juego.

Así, la salida de Honda en dirección a la Copa de Asia no hará sino ahondar en este problema, por lo que la necesidad de incorporar un nuevo atacante se antoja evidente. Tal y como podemos leer hoy en TuttoMercato, tres son los grandes nombres propios a seguir, si bien se trata de opciones realmente complicadas.

La primera de estas hipótesis es la que tiene como protagonista al internacional italiano del Atlético de Madrid Alessio Cerci. Condenado a la suplencia por Diego Pablo Simeone, el transalpino está en el centro de los rumores en lo que a una salida respecta, si bien desde el campeón de Liga se ha descartado esta posibilidad… por el momento.

El segundo nombre propio es el de Alessandro Diamanti. A sus 31 años, y apenas unos meses después de marcharse a China para defender los colores del Guangzhou el atacante ha mostrado su deseo de regresar a una liga de primer nivel. En último término encontramos a uno de los habituales en la lista de futuribles. Es el joven croata de 23 años Andrej Kramaric, futbolista del Rijeka por el que ya han comenzado a interesarse prácticamente todos los grandes de Europa.