Fernando Llorente, que llegó a la Juventus de Turín a coste 0 en 2013, ha visto cómo la irrupción de Álvaro Morata le ha relegado a un segundo plano en las alineaciones de Massimiliano Allegri. Por eso ya se empieza a hablar de su posible salida en el mercado estival, con dos equipos españoles interesados en él (ver artículo).

Pero mientras tanto, el cuadro bianconero ha comenzado ya a buscarle un relevo para la siguiente temporada. Y según recoge hoy una información del diario Tuttosport, el escogido podría ser André-Pierre Gignac, que acaba su contrato con el Olympique de Marsella en junio.

Curiosamente Llorente sonó hace varias semanas como objetivo del combinado del Stade Vélodrome. Ahora el francés de 29 años, que está firmando sin duda su mejor campaña desde que está en este equipo, ya que ha anotado 17 goles en los 28 encuentros que ha disputado.

Según el citado medio, el delantero sería una buena alternativa para el campeón italiano porque su actual salario entra dentro de los parámetros del club (unos 6 M€ anuales). Además su fichaje no supondría coste alguno para las arcas de la entidad piamontesa, y supondría la llegada de un ariete con experiencia.