El futuro de Alexis Sánchez pasa por abandonar el Manchester United. Aunque estamos hablando del futbolista mejor pagado de la plantilla, su rendimiento está a años luz de lo que se esperaba y en el club ya tienen claro que lo mejor para todos es que su relación, que en teoría se extiende hasta junio de 2022, se rompa lo antes posible.

Tan convencidos están de ello que, como hemos ya recogido con anterioridad, los diablos rojos han reservado ya una importante cantidad de dinero para abordar su despido en caso de que no llegue hasta sus oficinas ninguna oferta realmente valida por el futbolista.

Según cuenta hoy The Independent, la situación del Niño Maravilla ha llegado a oídos de un club que nunca ha escondido su aprecio por el futbolista, el Inter de Milán. Los nerazzurri quieren dar un nuevo impulso a su plantilla de cara al curo que viene y consideran que el chileno podría ser un refuerzo más que idóneo. Eso sí, conscientes del declive que ha experimentado estos años, tampoco exprimirán mucho el talonario.

En realidad, para que Sánchez pueda recalar en el Inter se antoja necesario que el United acepte una oferta muy a la baja y que el propio futbolista asuma una reducción considerable de su actual salario. Estos condicionantes marcarán, igualmente, el posible interés de cualquier otra escuadra.