Supercopa de Europa | Javi Martínez se viste de héroe para el Bayern Múnich

La temporada europea se ha inaugurado oficialmente este jueves en Budapest, con la final de la Supercopa de Europa que han disputado Bayern Múnich y Sevilla, y que han ganado los alemanes en la prórroga con un gol de Javi Martínez.

El Bayern Múnich vive un gran momento
El Bayern Múnich vive un gran momento ©Maxppp

Son dos de los grandes equipos de Europa. El Bayern Múnich dejó un gran impacto con su victoria de la Liga de Campeones, logrando su sexta Champions League consecutiva, mientras el Sevilla también lograba su sexta Europa League. Dos colosos continentales, dos equipos sumamente trabajados y con algunos cambios pero no muchos con respecto a lo que vimos en el mes de agosto, que auguraba un encuentro sumamente competido.

Sigue después de este anuncio

Y así fue desde el principio. Los de Hansi Flick, fieles a su estilo constante con presión alta y un ritmo elevado, queriendo impedir la salida clara desde atrás de los de Julen Lopetegui, que son un equipo que compite extraordinariamente. Por eso, aunque con dificultades, lograron firmar una aceptable primera parte, especialmente espoleados por el gol de Lucas Ocampos (13') al transformar el argentino un penalti sobre Ivan Rakitic. Eso sí, tras esos primeros minutos de tanteo y esa diana, los andaluces se vieron superados en juego y apenas se asomaron al área de Manuel Neuer.

El cuadro bávaro atacó bien y constantemente, pero sin encontrar el camino al gol en parte por su falta de acierto y también por la buena labor defensiva de los hispalenses. Eso si, en el 34' encontraron los alemanes el gol, por medio de Leon Goretzka, que remató con elegancia a la red una asistencia todavía con más clase de Robert Lewandowski. El polaco y el alemán inauguraban el camino mientras el Sevilla sufría ante el empuje teutón.

La heroica resistencia del Sevilla

Con ese asedio con que acabó el primer acto, en el que el Sevilla se veía desbordado en muchos minutos, el Bayern Múnich siguió apretando igual. Y aunque dio la sensación de que Julen Lopetegui había dado la consigna de intentar buscar la espalda de la zaga alemana, su claro punto débil, apenas vimos un atisbo de ello. Eso sí, la maquinaria bávara seguía bien engrasada y poco a poco fueron los alemanes inclinando el campo a su favor. Pero no lograron marcar.

Y eso que lo hicieron por dos veces, si bien el VAR anuló el primer gol por milimétrico fuera de juego de Robert Lewandowski, que dejó no obstante otra gran jugada con Thomas Müller en el área pequeña. El gol del polaco no subiría al marcador en el 54', y en el 63' tampoco lo haría otro de Leroy Sané por una falta del polaco muy discutida. Interpretación para todos los gustos. El caso es que los hispalenses resistían, mientras los alemanes apretaban cada vez más arriba, buscando evitar la prórroga con el segundo gol.

Pero, viviendo en el filo, el Sevilla se encuentra en parte hasta cómodo. Y sabían los andaluces que podrían tener su oportunidad. Y la tuvo, concretamente Youssef En-Nesyri en el 87', plantándose en un mano a mano ante Manuel Neuer, que el portero alemán salvaba de forma magistral. De hecho esa ocasión dio alas a los de Lopetegui en un descuento en el que metieron miedo con varias contras, y lograron sobre todo amarrar la prórroga.

Más información

Comentarios