Liga de Campeones | El Bayern Múnich borra del mapa al FC Barcelona

El equipo alemán marcha lanzado a semifinales, a por su segundo Triplete y su sexta Copa de Europa, tras haber borrado hoy al FC Barcelona con un juego a años luz del culé. Los de Hansi Flick arrasaron sin paliativos y los de Quique Setién firman una campaña en blanco que debe provocar reacciones y cambios a todos los niveles.

El Bayern Múnich ha anulado al FC Barcelona
El Bayern Múnich ha anulado al FC Barcelona ©Maxppp

El tercer partido de los cuartos de final de la Liga de Campeones, enfrentaba a los dos únicos campeones que quedaban en liza. Y claramente partía el Bayern Múnich como favorito por delante de un FC Barcelona con más dudas y una temporada irregular, ante una escuadra alemana mucho más certera y que llegaba con dos títulos bajo el brazo. Choque de trenes desiguales, que nos dejó una primera parte muy intensa, con minutos bastante agitados y ocasiones en las dos áreas en el primer cuarto de hora. Para los primeros 7 minutos el partido estaba igualado a 1 gol y veíamos ambos planteamientos: el equipo alemán presionando arriba y dominando la pelota, el catalán buscando espacios y contras. Pero el espejismo duró poco. De hecho la imagen del primer gol, una gran diana de Thomas Müller tras buena jugada colectiva, fue el reflejo perfecto del primer acto.

Sigue después de este anuncio

Cierto es que con el empate (David Alaba en propia meta) los culés dieron buenas sensaciones e incluso gozaron de un balón al palo. Ahí quedó todo. Sin acertar en sus escasas ocasiones y no sabiendo salir de la presión alta de los alemanes, los españoles fueron a la deriva. El FC Barcelona pierde su identidad sin balón, los azulgranas no lo tenían y llegó el recital de los teutones. Ivan Perisic (22’) daba muestras de lo que venía, aprovechando el croata una insulsa pérdida en salida entre Nelson Semedo y Sergi Roberto (este equipo pide a gritos otro lateral derecho). Pero es que 4 minutos después, Serge Gnabry encontraba el tercero tras otra gran jugada alemana que evidenciaba la alarmante pasividad defensiva de su rival. Y en el 31’, Thomas Müller encontraba de nuevo premio. Cuatro goles en media hora y podrían haber sido más.

Pero así terminó la primera parte, con la sensación de eliminatoria sentenciada por el marcador y el juego. Nada que objetar. La primera vez que el equipo azulgrana encajaba cuatro goles en competición europea en la primera parte. Lionel Messi cabizbajo, el equipo sin ideas... nada que decir. Una goleada merecida para la que solamente cabía un milagro que nadie esperaba. Entre otras cosas porque este Bayern Múnich tiene desde hace mucho tiempo cara de Triplete.

Alphonso Davies acaba con las esperanzas

Si es que alguna vez hubo esperanzas para el FC Barcelona, fue con el gol de Luis Suárez en el 57', si bien más producto del acierto del uruguayo en una jugada aislada que de otra cosa. Porque el Bayern Múnich seguía manejando el partido a su antojo. Había entrado Antoine Griezmann al descanso por un desnortado Sergi Roberto, pero nada cambiaba. La velocidad de los alemanes seguía siendo muy superior a los culés, que apenas hilaban tres pases. Y apenas seis minutos después los catalanes encajaban el quinto, obra de Joshua Kimmich pero tras un jugadón antológico de Alphonso Davies. El canadiense entró como quiso y por donde quiso, sirviendo en bandeja el tanto de la sentencia.

Una diana que borraba cualquier posibilidad de milagro, y que dio paso a una fase del partido en la que la gran duda era cuántos goles le iban a caer al equipo de Quique Setién. El cántabro dio entrada a Ansu Fati, pero ni aunque hubiera podido alinear a Pelé y Maradona juntos hubiera cambiado el resultado. De manera que la recta final del duelo se convirtió en una agonía de los catalanes y Hansi Flick aprovechó para repartir descansos ante de la semifinal. De hecho Robert Lewandowski anotó el sexto en el 82' para infligir mucho más daño a los catalanes con esa diana, que era la que le faltaba al polaco para redondear la fiesta. Y hasta Philippe Coutinho se sumó al final, con dos goles para ahondar en una herida que tardará en sanar.

El tercer cuarto de final deja por tanto al Bayern Múnich como semifinalista y gran favorito al título del día 23 en esta inédita Champions League a partido único. Y al FC Barcelona con una temporada en blanco que se vislumbraba desde hace meses y que debería propiciar el ansiado cambio de ciclo, que la pandemia y las elecciones del verano que viene retrasarán. O no. Veremos si el cambio comienza por el banquillo y qué jugadores son sacrificados en un equipo que pide a gritos renovación desde hace años. Veremos las consecuencias de esta dura derrota porque la goleada es de escándalo y puede provocar un terremoto de dimensiones imprevistas, ya que hablamos de la derrota más dura en Europa en toda la historia del FC Barcelona.

Más información

Comentarios