Eurocopa | Inglaterra doblega a Dinamarca y se cita con Italia en la final

El conjunto británico se ha impuesto a su adversario en Londres, un compromiso que se ha resuelto con una diana de Harry Kane en la prórroga. Aun así, honores para los daneses y para un Kasper Schmeichel que ha firmado una actuación estelar bajo palos. Además, será la primera final de la historia de la Eurocopa para los ingleses.

Jens Stryger Larsen conecta con el esférico ante la mirada de Raheem Sterling
Jens Stryger Larsen conecta con el esférico ante la mirada de Raheem Sterling ©Maxppp

Duelo de poder a poder el que se iba a disputar en un imponente escenario como es el Estadio Olímpico de Wembley (Londres). Una sede en la que Italia había sido capaz de doblegar a España, sellando su billete para la gran final de la Eurocopa. Un privilegio por el que querían competir al máximo los otros dos combinados que se mantienen en pie en este entorchado: Inglaterra y Dinamarca. Sin duda, el espectáculo estaba servido en la capital británica.

Sigue después de este anuncio

Inglaterra arrancaría el compromiso presentando una auténtica declaración de intenciones. Harry Kane, ariete del Tottenham Hotspur por el que suspiran los dos gigantes de Manchester (United y City), se quedaría a las puertas de conectar con Raheem Sterling. Poco después, Kyle Walker estaría providencial llegado el momento de frenar la acción ofensiva de su contrincante. En cuanto a Kasper Schmeichel, no tendría demasiados problemas para atajar el disparo de Sterling.

Dinamarca se fue sacudiendo de encima la presión a partir de la posesión del esférico. De hecho, las tropas comandadas por Kasper Hjulmand disfrutarían de una doble oportunidad en las botas de Pierre-Emile Höjbjerg y Martin Braithwaite. Por lo que respecta a Mikkel Damsgaard, un joven talento que se ha destapado por completo en el escaparate de la Euro, lo intentaría con un golpeo que se marcharía ligeramente desviado de los dominios de Jordan Pickford.

Intercambio de golpes

Eso sí, el propio Damsgaard culminaría una diana de muy bella factura con un lanzamiento de libre directo que sorprendería al arquero de los británicos (0 – 1). Corría la media hora de partido y los daneses habían tomado la delantera para resignación de la parroquia local en Londres, aunque dicha marea inglesa intentaría llevar en volandas a los suyos hacia la remontada. Es más, el cuadro de Gareth Southgate tuvo el empate en una ocasión de Sterling, aunque la reacción de Schmeichel sería sensacional.

De todos modos, una triangulación colectiva entre Kane, Bukayo Saka y Sterling se resolvería con una acción desafortunada para Simon Kjaer. Todo ello porque el central del AC Milan, que compitió en su día en el Sevilla, introduciría el esférico en su propia meta antes del descanso (1 – 1). Al poco de regresar del túnel de vestuarios, Pickford estaría imperial para ganarle la partida a un Kasper Dolberg que no estaba entrando tanto en juego como le gustaría.

La réplica de los ingleses correría a cargo de Harry Maguire en su especialidad, es decir, una acción de estrategia. En ese preciso instante, emergería la figura de un titán como Schmeichel para echar el cerrojo a sus dominios con una parada soberbia. El duelo estaba siendo un auténtico toma y daca, ya que los daneses volverían a intentarlo por medio de un Dolberg que pondría a prueba a Pickford después de asociarse con Braithwaite. El ariete del FC Barcelona, ex del Leganés, estaba demostrando una notable inteligencia táctica sobre el césped.

It's coming home

El tramo definitivo de los segundos 45 minutos se caracterizaría por un dominio territorial de los locales. En una de esas incursiones, Luke Shaw, cuya temporada en el Manchester United ha sido superlativa, realizaría un envío que no encontraría remate en el área de su adversario. Igualmente, el tremendo zapatazo de Kalvin Phillips se marcharía algo desviado. Así las cosas, el choque se marcharía a la prórroga en el templo de Wembley.

Schmeichel volvería a lucirse en el tiempo extra, realizando alguna que otra intervención de mucho mérito. La jugada decisiva se produciría en el ecuador de la prórroga, momento en el que Sterling sería derribado en el interior del área Dinamarca. El guardameta del Leicester City atajaría el chut ejecutado por Kane, pero el bueno de Harry se beneficiaría del rechace para sellar la victoria de Inglaterra (2 – 1). Por tanto, los pupilos de Southgate se han citado con Italia en la gran final de la Eurocopa.

Más información

Comentarios