Juegos Olímpicos | España logra una victoria clave ante Australia

El segundo partido de la selección española en los Juegos Olímpicos tras el pinchazo ante Egipto de la primera jornada se resuelve con una victoria clave de cara a lo que viene por delante.

Luis de la Fuente, seleccionador de España
Luis de la Fuente, seleccionador de España ©Maxppp

Segundo partido para la selección española de fútbol en los Juegos Olímpicos. Y primera alegría… con mucho sufrimiento. Tras el sorprendente empate de la primera jornada ante un combinado de Egipto que se limitó a defender y evitar de todos los modos posibles cualquier acercamiento (0-0), el combinado de Luis de la Fuente se enfrentaba hoy a un choque clave en el devenir de la competición.

Sigue después de este anuncio

El rival en esta ocasión era Australia. La escuadra oceánica afrontaba el choque con una mayor tranquilidad tras la victoria ante Argentina de la primera jornada y tres puntos en el bolsillo a la espera de lo qué suceda en la última jornada ante los africanos. Así, España tenía la necesidad imperiosa de sumar si quería mantener vivas las opciones de alzarse con una medalla.

España, dueña de la pelota

Apostó el técnico Luis de la Fuente por un buen número de cambios en el once inicial en relación al de hace apenas unos días. Concretamente, cinco. Y es que, además de los lesionados Óscar Mingueza y Dani Ceballos, también se caían de la alineación Miranda, Mikel Merino y Marco Asensio. El torneo es largo y todos los jugadores deben estar preparados.

Fue mejor España en la primera mitad. Con el control del esférico para el equipo de la elástica roja, la mejor oportunidad llegó en el minuto 20. Estuvo en los pies de un Mikel Oyarzabal que estampó un sensacional disparo contra el travesaño de la portería de Australia en lo que pudo significar el 1-0 y hubiera dado un impulso al juego español. La tuvo también Carlos Soler en el 41, pero el marcador estaba destinado a llegar con 0-0 al descanso.

Oyarzabal da los tres puntos

Transitó el choque por el mismo camino en la segunda mitad. España dominaba el envite, tenía el monopolio de la pelota pero no terminaba de generar ocasiones de verdadero peligro. Todo nos llevaba a recordar el partido de hace apenas unos días ante Egipto.

Sin embargo, no hubo agonía final. ¿El culpable? Mikel Oyarzabal, que con un certero remate de cabeza abrió el marcador en el minuto 81 y dio la victoria a los nuestros para elevar hasta 4 los puntos de los nuestros en la clasificación. Después de los choques de hoy, España ya tiene 4 puntos y se sitúa por delante de la propia Australia y Argentina.

Ahora, con el partido ante Argentina por delante, el choque de la última jornada se presenta como clave después de la victoria de la albiceleste ante Egipto que le deja con tres puntos. De este modo, el envite entre España y Argentina del miércoles será fundamental en el devenir de ambas escuadras en esta competición.

Más información

Comentarios