La presencia de Fernando Llorente en la Eurocopa es poco más que testimonial. El futbolista ha dado la cara en algunos eventos publicitarios de la Selección de España, pero Vicente del Bosque no le ha dado la oportunidad de disputar ni un solo minuto en los cuatro partidos que el combinado nacional ha disputado hasta la fecha.

Esta falta de protagonismo, unido a su discreto fin de temporada con el Athletic de Bilbao, está influyendo de forma absolutamente negativa en su futuro. Para empezar, los rumores que le sitúan en grandes conjuntos del continente han casi desaparecido, ya que otros delanteros han aprovechado la Euro 2012 para superarle en la lista de preferencias de sus teóricos pretendientes.

Además, como indica el diario As, la directiva del conjunto vasco, visto lo visto, ni se plantea aumentar la última propuesta de renovación que presentó al jugador y su agente, por lo que, si el panorama no cambia el riojano será libre para negociar con cualquier club a partir del próximo mes de enero (finaliza contrato en junio de 2013).