El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, se ha sincerado en unas declaraciones de las que se hace eco El Desmarque sobre Raúl Jiménez. El delantero del Wolverhampton estuvo una temporada en el cuadro rojiblanco sin pena ni gloria, pero ahora brilla en el club inglés (13 goles en 22 partidos).

«Realmente uno se arrepiente de muchas cosas, pero el fútbol es así, los jugadores funcionan en un equipo y en otro no. Hay veces que a los jugadores se encuentran incómodos y el ambiente no les va, eso no quiere decir que no sean jugadores buenos», afirmó el dirigente.