Diego Martínez, míster del Granada CF, ha manifestado su satisfacción por un nuevo triunfo del conjunto nazarí a domicilio en LaLiga Santander. Los andaluces no conocen la derrota lejos de su fortín. De hecho, tan solo han dado su brazo a torcer con el líder de la competición, el Sevilla FC. «Es una victoria maravillosa para un equipo recién ascendido como nosotros. Cuando salió el calendario, si nos dicen que vamos a tener 7 puntos, no se lo hubiera imaginado ni el más optimista», ha indicado en sala de prensa.

El técnico del Granada ha comentado que todavía no es consciente de la gravedad de la lesión de Fede Vico, uno de los baluartes de su proyecto. De todos modos, Martínez se ha mostrado encantado por haberse llevado los 3 puntos en su ciudad natal: «Estoy contento por mi familia, que siempre soñó con verme debutar en Balaídos. Era un partido que había que saber jugar, con cabeza e inteligencia. A nosotros nos gusta que haya más dinamismo, pero hicimos el partido que debíamos».