El Arsenal no está dispuesto a dejar marchar a Oxlade-Chamberlain al Chelsea. Además quiere atar al futbolista para que no se marche gratis cuando termine su contrato y piensa hacerlo ofreciendo al futbolista un contrato difícil de rechazar.

Consistiría en ofrecer al jugador la cantidad de 125.000 libras esterlinas por semana, lo que serían unos 6,5 millones de libras al año, que al cambio suponen 7,1 M€ anuales, según el Daily Star. El objetivo es convencerle de que se quede y que el Chelsea desista en su empeño por fichar al jugador.