Ubicado apenas un puesto por encima de la zona de descenso, el Bastia pretende aprovechar el presente mercado invernal para dar un nuevo impulso a una plantilla que no está logrando rendir al nivel esperado.

Con este objetivo, la directiva acaba de anunciar el desembarco de Prince Oniangué (28 años), centrocampista congoleño que ha desarrollado casi toda su carrera en el fútbol galo, pero que militaba desde el pasado verano en el Wolverhamtpon inglés (10 partidos de Championship, 2 goles). El internacional llega cedido hasta el término del curso.

Horas antes, el club dirigido por François Ciccolini también había confirmado el préstamo del zaguero galo Lindsay Rose (24 años), jugador que procede del Lorient (apenas 3 partidos de Ligue 1 este curso).