El conjunto alemán cuenta con una gran plantilla pero sigue muy de cerca a un futbolista que aportaría juventud a un ataque lleno de calidad. Eso sí, Arjen Robben y Franck Ribéry dan sus últimos coletazos al máximo nivel y por esto el club bávaro sigue muy de cerca a Serge Gnabry.

El alemán llegó al Werder Bremen el pasado verano procedente el Arsenal y ha causado una gran impacto en la Bundesliga. A sus 21 años ha logrado convertir 10 goles en los 21 encuentros disputados y su cláusula de rescisión es de tan solo 8 M€. Además, según informa Kicker, el Bayern de Múnich tiene una opción preferencial para ejecutarla y hacerse con sus servicios.