Tras perder a Gary Hooper, Victor Wanyama y Kelvin Wilson, el Celtic de Glasgow se expone a la marcha de otro de los pilares de su plantilla, el portero Fraser Forster.

Y es que, según relata Sky Sports, uno de los grandes conjuntos de Portugal, el Benfica, ya se ha puesto en contacto con el jugador y su entorno para impulsar su desembarco en tierras lisboetas.

Con contrato en vigor hasta junio de 2016, los verdiblancos sólo se plantearán la marcha del meta inglés si llega una oferta de esas que se califican como irrechazables.