Robin Van Persie dejaba el Manchester United en 2015 para poner rumbo al Fenerbahçe, equipo del que ahora desea salir, según apuntan muchos rumores. El goleador holandés de 32 años ha sido ya objetivo de varias informaciones, siendo la última de ellas una del Daily Mirror.

Porque este delantero se encontraría ahora en el punto de mira del Stoke City, club que quiere mejorar su ataque haciéndose con sus servicios. Los potters ven en este ariete una excelente oportunidad para mejorar su plantilla de cara a la campaña que viene.