No todos los jóvenes talentos que poseen las grandes escuadras como el Manchester United tienen sitio en sus respectivas escuadras y un buen ejemplo de ello es sin duda Nicholas Ioannou.

Este prometedor defensa de 18 años ha abandonado el equipo de los diablos rojos para firmar por el Apoel de Nicosia, uno de los conjuntos más importantes de su país: Chipre.