El extremo español Joaquín no llegará solo al Real Betis. El cuadro verdiblanco ha aprovechado los últimos momentos del mercado de fichajes a fin de cerrar la incorporación de un nuevo delantero con el que dotar de más opciones al ataque de Pepe Mel.

Así, el equipo andaluz ha cerrado la llegada del ariete holandés de 26 años Ricky van Wolfswinkel, futbolista del Norwich que durante la pasada temporada estuvo en Francia defendiendo los colores del Saint-Étienne (40 partidos, 9 goles) y tendrá la oportunidad de mostrar su nivel en la Liga. El jugador llega como cedido con opción de compra para los béticos.