El conjunto amarillo es consciente de que, en su manera de actuar, es tan importante vender como comprar, y para que se produzca lo segundo es esencial que lo primero se produzca y repercuta de manera satisfactoria en las arcas del club, como ya ocurriera así en los casos de futbolistas como Bakambu o Soldado, aunque estos no tenían el cartel de descarte como así sí lo tendrían los futbolistas por los que esperaría recaudar dinero el Villarreal en este mercado.

Según diario AS, hasta 4 integrantes de la actual plantilla no han mostrado una versión satisfactoria esta temporada, y se prima una salida que beneficie a todas las partes. En concreto, estos serían los casos de Roberto Soriano, Nicola Sansone, Alfred N´Diaye o Denis Cheryshev. De este último, bien podrían aprovechar su reciente tirón en el escenario del mundial. El medio estima que el mínimo a ingresar sería de 43’5 M€. Es decir, lo invertido en su llegada.