En la convocatoria de Irlanda del Norte, un total de 12 jugadores han militado este curso pasado en conjuntos de segunda división. Baste este dato para comprender porque el conjunto de las islas planteó un partido muy defensivo que acabó por generar más de un dolor de cabeza a Polonia.

Los de Adam Nawałka fueron los absolutos dominadores del choque, pero lo cierto es que no gozaron de demasiadas ocasiones a lo largo de los 90 minutos. Eso sí, en la mayoría jugó un papel determinante Arkadiusz Milik. El ariete del Ajax de Ámsterdam se aprovechó de la estrecha vigilancia de los zagueros norirlandeses sobre Robert Lewandowski para moverse con soltura y canalizar el ataque de su equipo.

Aunque tras el tanto, obra del casi omnipresente Milik, llegó a dar la sensación de que Polonia acabaría goleando, lo cierto es que los de Michael O’Neill mantuvieron el tipo y llegaron al tramo final con opciones. No llegaron a meter miedo, pero si evidenciaron que los rivales tendrán que dar lo mejor de sí para superarles.

Las notas de la redacción para los jugadores de Polonia:

Las notas de la redacción para los jugadores de Irlanda del Norte:

El hombre del partido - Arkadiusz Milik:

Los zagueros de Irlanda del Norte se esforzaron por desactivar y desesperar a Robert Lewandowski -y lo consiguieron durante una buena parte del choque-, pero se olvidaron de sujetar a este espigado ariete que campó a sus anchas por la mediapunta. Suyo fue el gol que decantó el partido y de sus botas salieron las mejores acciones ofensivas de una escuadra polaca en la que también destacó el buen rendimiento del siempre solvente y competitivo Grzegorz Krychowiak.