La tesitura que atraviesa el Nápoles, en lo que hace alusión a su estructura interna, no se puede catalogar como idílica. Pese a que el presidente Aurelio De Laurentiis aseguró que retiraría las multas impuestas a la plantilla en caso de finalizar en puestos de Liga de Campeones, lo cierto es que no corren tiempos positivos en el conjunto comandado por Carlo Ancelotti. La derrota del pasado fin de semana en San Paolo con el Bolonia ha dejado tocada a la escuadra partenopea, si bien es cierto que aún hay mucho margen por delante durante el resto del curso.

No es novedad que el Inter de Milán le sigue la pista a uno de los futbolistas más talentosos del Nápoles. Dries Mertens lleva tiempo en la agenda del plantel liderado por Antonio Conte, que recuperó el liderato de la Serie A tras el tropiezo de la Juventus de Turín frente al Sassuolo. Según informa La Dernière Heure, el belga, de 32 años, es una de las prioridades de los nerazzurri de cara a la siguiente campaña. El ariete finaliza su contrato en junio de 2020, además de ser un objetivo del técnico de la entidad del Giuseppe Meazza desde su periplo en las filas del Chelsea.