Juan Miranda (19 años) dejó el FC Barcelona en condición de cedido para empezar a tener una mayor cantidad de minutos. Terminó marchándose al Schalke 04, para competir en un fútbol totalmente distinto al que conocía hasta el momento. Allí no ha debutado todavía, pero considera que será importante.

«En el Barça descubres lo que es la presión y ahora soy un jugador más maduro. También he aprendido a asumir que en un equipo de Primera División, de tanta exigencia y siendo tan joven, no todos los partidos me van a salir bien. En esos momentos hay que saber trabajar más al día siguiente y eso es lo que voy a hacer en el Schalke», confesó el jugador para Mundo Deportivo.