Llegado ayer a Turín para convertirse en nuevo jugador de la Juventus, el central holandés Matthijs de Ligt ya se encuentra pasando el pertinente reconocimiento médico, paso previo a la oficialización de su fichaje con la Vecchia Signora. Protagonista de una más que brillante temporada con el Ajax de Ámsterdam en la que alcanzó las semifinales de la Liga de Campeones y se hizo con el título de campeón de la Eredivisie, el joven zaguero se había convertido en uno de los grandes objetivos de varios de los grandes de Europa.