A sus 31 años Ever Banega está más que asentado en un Sevilla con el que cumplirá 200 encuentros este mismo fin de semana. El centrocampista de 31 años acaba contrato a final de temporada con el cuadro hispalense, y con motivo de ese bicentenario ha hablado para la radio oficial del club; si bien no ha despejado las incógnitas sobre su futuro, pero ha dado pistas.

«Encontramos un bienestar familiar, tanto para mi mujer como para mis hijas. Un lugar de confort. El club también es muy familiar y eso es muy importante. Para mí es muy satisfactorio estar en esta etapa de mi vida en el Sevilla. Es mi quinta temporada y la disfruto como la primera. Me pongo a pensar y es un privilegio llevar esta camiseta, sinceramente. Uno cuando llega quiere dar lo mejor y luego va sintiendo los colores», explicó el mediocentro.