La victoria del pasado sábado ante el Tottenham, unida a la sorprendente derrota de ayer del Manchester United, convirtió al Manchester City en el nuevo campeón de la Premier League. El cuadro citizen ha exhibido un notable nivel en la competición doméstica que ha chocado con lo ocurrido en Europa.

El capitán de los sky blues Vincent Kompany no ha escatimado en elogios hacia su entrenador Pep Guardiola, señalando además que «Si le hubiera conocido con 18 o 20 años podría haber sido el jugador ideal para él; creo que habría mejorado mucho. A mi edad todavía puedo aprender mucho. Una cosa que tenemos en común es que compartimos el hambre y el deseo de nunca estar contentos y siempre querer más».