El FC Barcelona - Real Madrid que se tendría que haber disputado el 26 de octubre en el Camp Nou, finalmente queda aplazado debido al caos reinante en las calles de Cataluña por la sentencia del procés. Ningún club aceptó en un principio jugar en el Santiago Bernabéu, por lo que se ha tenido que mover la fecha.

Ambos clubes deberán acordar una fecha antes del 21 de octubre. Los principales días que se contemplan son 4, 7 y 18 de diciembre. En caso de no llegar a un acuerdo, el Comité de Competición determinará la fecha. Queda por tanto movilizado el Clásico pero seguirá jugándose en el Camp Nou.