Hasta anotar el gol que el pasado fin de semana dio al Liverpool un agónico e importante triunfo, Divock Origi veía como su futuro en Anfield pintaba mal. Aunque precisamente gracias a ese tanto las cosas pueden cambiar, lo cierto es que solamente suma 2 partidos en esta temporada.

Por ese motivo el belga de 23 años sigue acumulando rumores que tratan de alejarlo del club del Merseyside. Ahora el goleador estaría en la agenda del Real Betis, equipo que según el diario As busca nuevo delantero para fortalecer su potencial ofensivo.