Osasuna dio su brazo a torcer en el Wanda Metropolitano contra el Atlético de Madrid, dado que las dianas de Álvaro Morata y Saúl Ñíguez permitieron que los 3 puntos fuesen a parar a las arcas de las tropas de Diego Pablo Simeone. No obstante, el cuadro rojillo se ha puesto en contacto con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), presidida por Luis Rubiales, para exigir explicaciones en relación con el uso del VAR. En concreto, por la acción del posible penalti cometido por Felipe Monteiro sobre Darko Brašanac, tal y como recoge TMW. El comunicado es el siguiente:

«Tras los hechos ocurridos ayer en el Wanda Metropolitano en el encuentro ante el Atlético de Madrid, en el que nuestro club fue gravemente perjudicado por la decisión del VAR, el Club Atlético Osasuna presentará formalmente una queja en las próximas horas ante la Real Federación Española de Fútbol.

En el tramo final de la primera mitad, Darko Brasanac cayó en el área como consecuencia de la entrada de un futbolista rival. Una acción que, a juicio del club, admite poco margen para la interpretación. Es por eso que resulta incomprensible que la revisión de la jugada por parte del VAR determinase que no había existido tal infracción y que tampoco se invitase al colegiado del encuentro a ver la acción con más detenimiento en el monitor situado a pie de campo. Tampoco resulta admisible, bajo nuestro punto de vista, que a nuestro cuerpo técnico se le trasladase en los momentos posteriores a la acción que Darko Brasanac se había resbalado, cuando las cámaras de televisión demostraban muy claramente el derribo de nuestro jugador.

El Club Atlético Osasuna siempre ha defendido la implantación del VAR en los partidos de LaLiga, una herramienta que consideramos que sirve para impartir justicia y corregir los lógicos errores que se pueden producir en un partido. Así ha sido al menos hasta las últimas jornadas, en las que nuestro club ha sido perjudicado por una interpretación muy cuestionable de la herramienta. El club entiende que el colegiado del encuentro pudiese no percatarse de la acción sobre el terreno de juego, pero no puede comprender los motivos que llevaron al colegiado del VAR a pasar por alto una infracción flagrante. Por todo ello, el club se dirigirá a la RFEF para expresarle formalmente su malestar».