«Todo el mundo me lo dice: "debes cambiar". Y yo les digo: "debéis cambiar vosotros". Yo no voy a cambiar porque no sé hacerlo de otra manera. Ni tampoco la siento. Aquí, como en todas partes, son once contra once y en el mismo espacio. La diferencia es que el árbitro permite más y entonces se iguala más el juego. Jugadas que son falta en todas partes, allí no lo son. Y esto es un contraataque. Es cierto que hay seis equipos con un gran potencial económico y todos pueden ganar y que los más equipos pequeños igualan los partidos con el juego directo, el contacto que no es falta.. Pero sigo pensando que si juegas bien, ganas».

Así ha defendido Pep Guardiola, en una entrevista concedida al diario catalán L’Esportiu, su estilo de juego y su insistencia en su idea con el Manchester City. Además el preparador de los sky blues también ha tenido palabras para Ernesto Valverde, la exigencia de la Champions League y el FC Barcelona.

De hecho se ha referido a la estrella del cuadro culé, Lionel Messi, para el que ha vuelto a tener palabras de admiración: «Es el mejor jugador que he visto nunca. Lo mejor de él no es lo que hace sino cómo de sencillo lo hace todo. El más grande no es el que dribla tres o cuatro jugadores, es que él lo hace mejor que cualquier persona del mundo. Lo hace todo bien. Sencillo, pero todo bien. Nunca se equivoca».

Por último, ha hablado también sobre algunos de sus planes en el combinado del Etihad Stadium: «Ahora, con Txiki, intentamos hacer los cambios necesarios para reforzar el equipo. Era el más veterano de la Premier. Un equipo que había logrado muchos éxitos, pero que se había hecho mayor. Lo rejuvenecimos algo con Gabriel Jesús, Gundogan, Sané y lo tenemos que seguir haciendo. He jugado con ocho o nueve jugadores de la liga de Pellegrini. Son buenos, pero hay que rejuvenecer el equipo. Sin embargo, siempre he pensado que habría pasado si hubiéramos tenido todo el año Kompany, Gabriel Jesús, Gundogan...»