El gran anhelo del Real Madrid para este mercado de fichajes no es otro que Gareth Bale, jugador del Tottenham con el que sueñan gran parte de los aficionados del cuadro blanco. Y según ha publicado Marca, Florentino Pérez ya le habría reservado incluso un dorsal para la próxima campaña.

Se trata del «11», el mismo que lleva actualmente en el conjunto londinense, y que ya vistieron otros fichajes galácticos del presidente como Michael Owen, Ronaldo o Karim Benzema. Su llegada, al margen de mejorar notablemente el potencial ofensivo del equipo, sería una gran fuente de ingresos para el club.