No cabe duda que Rodrigo De Paul está atravesando una etapa realmente dulce a nivel deportivo. El centrocampista ha ampliado su vinculación con el Udinese hasta 2024, además de haberse convertido imprescindible en los planes de Lionel Scaloni en la Selección de Argentina, siendo importante durante la pasada Copa América (celebrada en Brasil). Aun así, el que fuera jugador del Valencia no renuncia a la opción de volver algún día a la entidad de Mestalla: «Ahora estoy muy bien en el Udinese, pero las puertas nunca se cierran», ha comentado en unas declaraciones recogidas por ElDesmarque.

De Paul, de 25 años, ha destacado que vivió una época bastante positiva en el conjunto blanquinegro, si bien es cierto que ha confesado que todavía era demasiado joven para demostrar el talento que atesora: «No descarto nada. En Valencia estuvimos 2 años que lo pasamos muy bien. Fue el primer equipo europeo en el que jugué, disputamos la Champions League, así que no descarto nada». ¿Tendrá la secretaría técnica de la escuadra che su nombre bien apuntado en la agenda de futuros fichajes?