El que fuera técnico del Real Madrid durante algo menos de un año (entre 2004 y 2005), el brasileño Vanderlei Luxemburgo, ha recordado en The Coaches Voice cómo se produjo su desembarco en el cuadro blanco. «Era una oportunidad que no podía rechazar. No le dije nada a nadie. Ni siquiera a los brasileños que estaban en el Real Madrid en esa época, Roberto Carlos y Ronaldo. Jugadores a los que yo conocía muy bien de mi paso por la selección brasileña. Ellos regresaban a España tras las vacaciones de Navidad. ’Entrenador, ¿qué haces yendo para Europa? ¿De vacaciones?’, me preguntaron. Les dije que no. ’Voy a entrenaros a vosotros’», explicó.

Asimismo, el preparador aprovechó la ocasión para aclarar que, durante su estancia en el combinado merengue, mantuvo una buena relación con los futbolistas del equipo. «Al contrario de lo que se dijo en los medios de comunicación, yo no tuve ningún problema con ninguno de ellos. Y lo supe por un mensaje de Zidane en mi teléfono el día que dejé el club. ’Entrenador, es una pena que haya tenido que marcharse del Real Madrid. Aprendí mucho con usted. Me volvió a colocar en una posición con la que yo gané la Copa del mundo de Francia’. (...) Gané los 7 primeros encuentros. Pero ese mensaje de Zidane es una de las gratificaciones que me llevo», indicó.