Un contrato hasta junio de 2016 y una cláusula de rescisión situada en unos inalcanzables 100 M€. Estas cifras dejan claro lo que significa Hulk para el Oporto. Sin embargo, tras cuatro temporadas (52 goles en 96 apariciones en la Liga Sagres), los dragones han decidido facilitar su salida.

Y es que, según relata el diario O Correio da Manhã, el presidente del cuadro portuense, Pinto da Costa, ha accedido a rebajar sus pretensiones hasta una cantidad que pueda resultar algo más asequible para los principales pretendientes del atacante, unos 40 M€.

Es más, el dirigente ya se ha dirigido al representante del futbolista canarinho para asegurarle que si algún club se presenta con una propuesta que alcance dicha cantidad, la entidad no pondrá ningún reparo a su marcha.

Por cierto, el citado rotativo señala que los dos conjuntos que podrían tomar buena nota de este cambio de actitud de la entidad portuguesa serían Tottenham y Chelsea. Para los blues este movimiento exigiría el enésimo esfuerzo económico; mientras que los spurs podrían emplear en Hulk el dinero obtenido tras la venta de Luka Modric.