Uno de los frentes abiertos del Real Madrid para la siguiente temporada sigue siendo el del futuro de un Gareth Bale que prepara su salida. Pero no será nada sencilla la marcha del atacante, como ya se ha ido informando estos días, porque tiene un alto sueldo y el combinado merengue demanda una gran cantidad para su salida.

Cuenta este viernes Radio Marca que esta semana, concretamente el miércoles, el delantero se vio con su agente Jonathan Barnett por espacio de dos horas. El agente está más en contacto que nunca con su cliente predilecto, y es que saben que se avecina un momento crucial en su futuro.

De manera que, como indica la citada emisora, el jugador no quiere que se dilate su marcha y se viva un culebrón como el del verano de 2013 cuando llegó al final del mercado al conjunto merengue. Quiere que en este caso el modus operandi sea diferente y resolver todo cuanto antes.

Además añade esta cadena que el Tottenham sigue estando presente en el horizonte del futbolista. Regresar a Londres sería una posibilidad que puede ganar enteros en las siguientes semanas, aunque hasta después de la final de la Champions League no habrá nada claro.