Al principio de temporada el Atlético de Madrid daba cierto respeto, generado en mayor parte, por los nombres que conviven en la delantera. El tridente del conjunto colchonero conoce Europa de sobra y, sobre todo, hace unos años imponía su calidad debido a la indomable racha goleadora de Diego Costa (31 años). Gracias al de Lagarto el Atlético de Madrid ganó un Liga. No obstante, perdió una Champions League. En la actualidad, el equipo ocupa la quinta posición en Liga y no da suficiente sensación de peligro a la hora de encarar la portería de los rivales. De hecho, se luce más la otra parte, con Jan Oblak (26 años) bajo palos.

Entre Álvaro Morata (1 gol; 6 partidos, 351 minutos ), Diego Costa (2 goles; 7 partidos, 609 minutos) y Joao Félix (3 goles; 9 partidos, 670 minutos), el tridente de referencia de la plantilla suma un total de 6 goles. Es una cifra escasa para lo que realmente se espera de ellos. Contando los minutos, quien más participación ha tenido es el portugués. Morata ha estado lesionado y sancionado y Diego Costa ha sufrido una serie de molestias físicas. Resulta lógico por lo tanto, que Joao Félix sea el que más goles de los tres guarde en su haber. Sin embargo, ha ido de más a menos y, para colmo, en el choque ante el Valencia se marchó lesionado. El Atlético de Madrid busca ver a ese jugador que ficharon con la intención de ser la estrella que conduzca a la plantilla hacia los títulos.

En el último encuentro disputado en el Wanda Metropolitano ante el Valencia (1-1), Diego Costa fue el único de los tres que vio puerta. Tuvo que ser de penalti. Álvaro Morata tuvo claras ocasiones pero no logró batir a Jasper Cillessen. Joao Félix no creó casi peligro, los che le tenían bien amarrado. Un resultado corto debido a la escasa continuidad goleadora, que acabó castigando Dani Parejo con un gol de falta para enmarcar. El Atlético de Madrid, si quiere aspirar alto esta temporada debe empezar por mantener enchufados a sus delanteros. De momento, el tridente no parece coger ritmo.