El Borussia Dortmund mantiene la calma. Aunque durante las últimas semanas, los medios europeos han situado a uno de sus jugadores con más proyección, el norteamericano Christian Pulisic (19 años), en la órbita de clubes tan importantes como Real Madrid, Arsenal o Liverpool, la directiva alemana no teme su salida.

El actual contrato del futbolista se extiende hasta el aún lejano junio de 2020 y más que en una venta, en lo que están pensando los dirigentes del cuadro germano es en ampliar, mejorar y blindar dicho compromiso. De hecho, tal y como recoge el Daily Express, la entidad sólo aceptaría su salida si alguno de sus pretendientes pone sobre la mesa una oferta comparable a la que este verano planteó el FC Barcelona por Ousmane Dembélé.

De físico liviano (163 cms.), Pulisic ha despuntado por su habilidad, visión de juego y capacidad de liderazgo, cualidades que además de para ganarse la confianza de los sucesivos técnico del Dortmund le han servido para colarse en la Selección de EE.UU absoluta (suma 20 partidos y 9 goles). De hecho, ostenta el privilegio de ser el jugador más joven en disputar un partido de la fase de clasificación para el Mundial con el combinado nacional.