A pesar de que las últimas novedades sobre el estado físico de Samuel Umtiti son alentadoras, el hecho de que Thomas Vermaelen esté también lesionado ha llevado al FC Barcelona a meditar seriamente el fichaje de un central en enero. Y los dirigentes culés tienen claro el perfil que desean.

No quieren entrar ahora en una puja por alguno de los zagueros más cotizados, como Matthijs De Ligt, y sí buscar un defensa más veterano como refuerzo de urgencia. De manera que por ese motivo se habla ya de varios nombres propios como el de Branislav Ivanovic, ex del Chelsea y ahora jugador del Zenit de San Petersburgo.

El serbio lidera una lista en la que hay nombres bastante conocidos de zagueros con gran experiencia europea. Serían Benatia (Juventus), Albiol (Nápoles), Koscielny (Arsenal), Höwedes y Corluka (Lokomotiv Moscú), Vida (Besiktas), Dante (Niza), David Luiz (Chelsea), Subotic y Kolo (S. Étienne), Rami (Marsella) o José Fonte (Lille).

Incluso se llega a hablar de otro ex madridista como el portugués, Pepe, ahora en el Besiktas, que completa una relación de 14 alternativas. Aún quedan dos meses para el mercado invernal pero habrá que estar atentos a estos movimientos del club azulgrana.