El FC Barcelona se prepara para vivir un más que notable número de movimientos durante el próximo mercado invernal. El conjunto de la ciudad condal valora un buen número de salidas una vez llegue el mes de enero. Entre las salidas se encuentra la de un Carles Aleña que hará las maletas para sumarse a la disciplina del Real Betis en calidad de cedido.

Además busca el equipo azulgrana una marcha que deje una cantidad de dinero significativa en las arcas. En esta situación, algunos de los grandes nombres propios a seguir son los de Arturo Vidal e Ivan Rakitic, si bien esta última ha bajado varios enteros debido al paso al frente que ha dado el croata, pieza importante para Ernesto Valverde en los últimos choques. Otro de los que cuenta con muchas papeletas para el adiós Jean-Clair Todibo, central francés que apenas está disfrutando de oportunidades y por el que se pretende obtener una cantidad de entre 10 y 12 M€. Y parece que por novias no será, pues distintas escuadras han llamado a la puerta interesándose por un desembarco.

El FC Barcelona también ha recibido un buen número de llamadas por Moussa Wague, lateral diestro de 21 años y con contrato hasta 2023 que ha despertado el interés de distintas escuadras continentales de Bundesliga, Serie A, Ligue 1 y Premier League, según recoge Mundo Deportivo. Sin embargo, desde el campeón de Liga lo tienen claro y no permitirán un adiós para el senegalés en el mercado invernal. El deseo por parte del club es que el jugador siga al menos hasta el verano y pueda demostrar si se trata de un futbolista válido. Ante el Inter de Milán el africano tuvo un buen rendimiento y la concentración de partidos de los primeros meses de 2020 le permitirán sumar minutos en una primera plantilla en la que durante este curso suma tres partidos.