En los primeros días de este mercado invernal se especulaba con que el FC Barcelona podría hacer varias salidas en este mercado invernal de fichajes, desprendiéndose de jugadores por valor de hasta 80 M€. Una operación salida que se ha cerrado al final a medias en calidad y cantidad.

En primer lugar porque no se han marchado todos los jugadores que podrían cambiar de aires, ya que Aleix Vidal se ha quedado y ha terminado convenciendo a Ernesto Valverde. Y después porque no se han cerrado ventas por las cantidades esperadas, sino otras operaciones diferentes.

Javier Mascherano ha dejado 6 M€ en las arcas cuando se esperaba que saliera por 10 M€. Por Rafinha se pedían 40 M€ y se ha ido cedido al Inter de Milán (si bien el club nerazzurro lo comprará por 35 M€ más 3 M€ en variables si juegan la Champions League la temporada que viene).

En cuanto a Arda Turan y Gerard Deulofeu, ambos han sido cedidos al Istanbul Basaksehir y Watford respectivamente, si bien estaban tasados en 10 M€ cada uno.