«Loco por fichar». Ése es el titular que hoy inunda la portada del diario Sport. Aunque durante la jornada de ayer cogió fuerza el rumor que vinculaba al andaluz con otro gran club de la Liga española, el Atlético de Madrid, el rotativo catalán insiste hoy en que el delantero está casi condenado a fichar por el FC Barcelona. «Nolito volverá al FC Barcelona», espeta sin tapujos.

Para argumentar su postura, el periódico alude a la presión que están realizando tanto el técnico del primer equipo, el asturiano Luis Enrique, como los pesos pesados del vestuario, quienes consideran que el gaditano sería el recambio idóneo para cualquiera de los integrantes del tridente ofensivo compuesto por Leo Messi, Neymar y Luis Suárez.

En realidad, el único estamento que, a día de hoy, duda de su contratación es la directiva. Aunque los 18 M€ que figuran en su cláusula de rescisión parecen asequibles si los comparamos con el precio de otros jugadores anhelados por el club, lo cierto es que en la planta noble del Camp Nou siguen creyendo que invertir tal cantidad por un jugador de 30 años podría resultar excesivo.

Consciente de ello, el atacante parece decidido a aprovechar la disputa de la Euro 2016 para derribar la resistencia de aquellos que aún cuestionan su valía. El jugador sabe que si firma un brillante papel con España, la directiva del Barça ya no tendrá motivos para frenar su llegada.