Convertido en claro objetivo de distintos clubes españoles de cara al futuro (Real Madrid, FC Barcelona, Sevilla…), el centrocampista alemán Mesut Özil es uno de los talentos más destacados de la Bundesliga, competición en la que ya ha defendido los colores tanto de Schalke 04 como de Werder Bremen.

Así, el buen nivel ofrecido por el futbolista de apenas 21 años (62 partidos, 11 goles con el Werder Bremen) ha provocado que éste tenga muchas opciones de acudir al próximo Mundial con su selección y así demostrar su calidad en la cita más importante a nivel internacional.

Sin embargo, el jugador no tiene la más mínima intención de abandonar la disciplina del conjunto alemán en las próximas fechas. Así se ha encargado de afirmar al diario Bild, donde reconoció que «Mi contrato se extiende hasta el próximo 2011 y ahora no tengo ninguna intención de cambiar nada, sólo quiero pensar en los próximos tres o cuatro años, en mi futuro».

Además, cuando se le consultó sobre una posible renovación tras el Mundial, el jugador destacó que «sí, podría suceder», y el factor más importante en su toma de decisiones es el «punto de vista deportivo».