El atacante, capitán y estrella del FC Barcelona, Lionel Messi, ha hablado. Lo ha hecho con motivo de una entrevista concedida al diario Sport en la que ha sido cuestionado acerca de distintas cuestiones que centran la actualidad del conjunto de la ciudad condal. Así, a la hora de referirse a la cláusula cuya existencia ha trascendido en los últimos días y la posibilidad de cambiar de aires al final de cada temporada, el argentino apuntó que «La cláusula y el dinero no significan nada para mí. Lo más importante es que haya un proyecto ganador, eso es obvio. De momento, no hay conversaciones para renovar porque esas negociaciones las lleva mi padre y no me ha dicho nada. No hemos hablado de eso aún».

También se refirió el futbolista al interés del FC Barcelona en Neymar y la supuesta petición al club por su parte de cara a que se afrontará el fichaje, algo sobre lo que apuntó que «Es normal que la gente estuviera en contra de su fichaje por como se fue, pero a nivel deportivo es de los mejores del mundo. Me hubiera encantado que volviera, aumentaba nuestras posibilidades de conseguir objetivos. Sinceramente, no sé si se hizo todo lo posible para traerle. Hablaba con él durante la negociación y él tenía ganas de volver. Su llegada hubiera dado un salto de calidad al club en sponsors e imagen. Seguí el caso por la prensa y no todo era claro. Luego, cuando no se hizo ya no volví a hablar con él. En el vestuario no impusimos nada, dimos nuestra opinión. Yo no mando, yo sólo juego a fútbol. No estoy decepcionado porque no venga, pero me hubiera gustado».

Otros dos jugadores sobre los que habló la Pulga fueron los franceses Antoine Griezmann y Osumane Dembélé. Mientras del primero dijo que «Lo conozco muy poquito, casi no hemos coincidido. Yo me lesioné y he estado al margen y luego ellos se fueron a la gira. Coincidimos poco. Ya tendremos oportunidad de compartir muchas cosas», sobre el segundo apuntó que «Tiene unas condiciones impresionantes. Este año es importante para él para dar el salto y ser un jugador profesional. Ojalá no le afecten las lesiones, que le han parado hasta ahora. Es un jugador impresionante».

Del mismo modo, a la hora de referirse a Ernesto Valverde y las dudas en el proyecto, Messi reconoció que «Imaginaba que podían destituirle porque esas cosas pasan cuando no se cumplen los objetivos marcados, pero lo de Anfield como dije fue culpa nuestra, de los jugadores y no del técnico» antes de tranquilizar acerca de su lesión al informar que «Estoy mejor, iba a reaparecer ante el Betis pero hubo un contratiempo y se me abrió de nuevo. Los médicos me han dicho que la lesión en el sóleo es complicada porque es un músculo traicionero y es la primera vez que me pasa. No hay fecha para reaparecer. Ante el Valencia seguro que no estaré. Espero a ver si puede ser ante el Borussia o ante el Granada».