Veíamos este sábado cómo el Real Madrid valora seriamente afrontar el mercado invernal con la necesidad de hacer ventas para poder equilibrar la plantilla y cuadrar las cuentas. Y es que el cuadro blanco tiene que compensar los 200 M€ gastados de más en el último verano.

Eso conocíamos ayer, pero más allá de esas previsiones financieras parece claro que la escuadra de Chamartín tiene esa necesidad de desprenderse de activos. Y uno de los principales puede ser James Rodríguez, cuyo protagonismo claramente ha decaído.

Tuvo bastantes presencias al inicio de la temporada, pero entre lesiones y la irrupción de Isco de nuevo. Además desde Colombia han insistido días atrás en que un cambio de aires sería lo más conveniente para él, como hiciera durante las dos temporadas que ha pasado cedido en el Bayern Múnich.

En cualquier caso, ya en verano hubo problemas para encontrarle un buen destino a gusto de todas partes, aunque ahora las prisas de enero podrían facilitar todo. Lo que sí está claro es que va a ser este jugador un foco constante de rumores.