El Real Madrid vista esta noche al Brujas en un encuentro ya intrascendente para el devenir de la Liga de Campeones porque los blancos serán segundos de grupo pase lo que pase. Y el lunes conocerán rival, que puede ser uno de los temibles cocos europeos del bombo 1: Liverpool, Bayern Múnich, Juventus, Manchester City...

Pero en la mente del cuadro blanco están antes los dos compromisos que pueden acabar siendo determinantes en la Liga antes del parón navideño. La visita del domingo a un eufórico Valencia en Mestalla, y especialmente el Clásico del 18 de diciembre en el Camp Nou ante el FC Barcelona.

Como afirman medios como Marca y As, hoy Zinedine Zidane tiene la oportunidad por tanto de hacer rotaciones y de que jueguen los menos habituales. Luka Jovic, Álvaro Odriozola, Vinicius Junior... Hasta Gareth Bale puede reclamar un lugar en los siguientes partidos.

Será un choque intrascendente antes de una gran maratón de fin de año, que a diferencia de los anteriores no finalizará con el Mundial de Clubes.